domingo, 8 de agosto de 2010

El Mundo – Juan José Millás

A principios de este año me hicieron un regalo maravilloso. Encontré dentro del papel rojo brillante un libro de bolsillo que ha resultado ser una auténtica joya. Gracias Millás, cuando empecé a leer, he de reconocer que fue por culpa de mi mujer, tenía pendientes otros libros como La fiesta del Chivo de MV. Llosa o Hamlet de Shakespeare pero me dejé llevar. Gracias a esa “intuición” pude entrar en tu mundo, maravilloso, lento y envolvente. ME HA ENCANTADO.

Algunos momentos de tu libro:
“Las tardes muertas, nunca se ha dicho eso de las mañanas, ni de las noches, pues sólo la tarde, de entre todos los momentos del día, es mortal. Al caer la tarde, se dice, al morir el día, que es la muerte también de la tarde”.
“El que ha tenido frío de pequeño, tendrá frío el resto de su vida, porque el frío de la infancia no se va nunca”.
“El miedo de los mayores produce pavor en los pequeños”.
“Entonces comprendí de súbito que uno se enamora del habitante secreto de la persona amada, que la persona amada es el vehículo de otras presencias de las que ella ni siquiera es consciente”.
El Mundo - Juan José Millás

No hay comentarios: